lunes, 27 de julio de 2015

Tarta de Melón Fría

Buenos días, última semana para coger vacaciones, que personalmente las necesito como agua de mayo, después de todo el año ya llegan estas fechas en las que se necesita un tiempo de esparcimiento y en el que liberar la mente de tanta presión. 

Aprovechando el calor que hace estoy improvisando tartas fresquitas. El otro día mi chico compró un melón pero al probarlo no estaba todo lo dulce que cabía esperar de ahí que decidiese convertirlo en un postre y que acierto... porque con la mezcla de ingredientes conseguí aumentar su sabir y que quedase un postre fresco y delicioso para estos días de verano. 

Es una receta muy sencillita que se hace en nada de tiempo, pero el resultado de verdad que merece la pena. 



Ingredientes
Para la base

200 gr. de galletas maría

100 gr. de mantequilla

Para el relleno

500 gr. de carne de melón

100 gr. de azúcar

300 gr. de queso blanco

100 ml. de leche

9 hojas de gelatina

Preparación

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida hasta obtener una masa arenosa y compacta. Con esa preparación, forramos la base de un molde presionando bien con los dedos. Llevamos el molde al frigorífico.

Calentamos la leche y ponemos las hojas de gelatina a remojar en agua fría durante unos minutos hasta que se ablanden. Las escurrimos y las disolvemos en la leche. Reservamos. 
En el vaso de la batidora introducimos los trozos de nuestro melón y cuando ya están casi triturados añadimos  el queso crema y el azúcar hasta obtener una crema homogénea.


Echamos la leche con gelatina sobre la crema de melón y queso y volvemos a batir.

Vertemos esta crema en el molde sobre la base de galletas y refrigeramos unas 4 horas para que se cuaje la tarta.

A partir de este momento ya se puede desmoldar y decorar, yo reservé unas bolitas de melón y con el pelapatatas hice unas virutas de chocolate para decorar. 
Gracias por pasar por aquí.
Feliz día!!! 
Besitos mil ♥